Cómo transformar la educación de cara a la industria 4.0

Los sistemas educativos actuales se enfrentan a la necesidad de ser efectivos, aunque esta es la necesidad de siempre, ahora deben ser efectivos en tiempo real ya que los egresados los evalúa de inmediato el sector productivo, las empresas públicas o privadas y diversas organizaciones que requieren cada día más competencias digitales, de trabajo en equipo, de dominio tecnológico, creatividad y desarrollo emprendedor de cara a las oportunidades que trae la industria 4.0

Claves para transformar el sistema educativo: Considerando lo anterior considero 9 claves para transformar la educación:

  1. La fuente de diseño curricular debe ser el sector productivo:expertos provenientes de empresas y organizaciones en general; ya basta de reunir un equipo de docentes y pensadores o académicos a “formular planes de estudio”. Quienes conocen de primera mano qué deben saber los nuevos profesionales son los especialistas que trabajan en el sector de cada profesión. El equipo de diseño profesional de los centros educativos, debe limitar su función al diseño de la instrucción acorde a las competencias definidas por los especialistas, a traducir las competencias, funciones o tareas en actividades de aprendizaje, pensando en ambientes de aprendizaje adecuados para el desarrollo de las competencias del futuro profesional.
  2. El docente profesional, no académico teórico:el personal docente debe tener experiencia profesional en el área de su desempeño docente; quienes no tienen experiencia difícilmente pueden desempeñar un trabajo aceptable para la formación de un nuevo profesional que se desempeñará en un ambiente que el docente desconoce. Por ello es importante que las instituciones de educación superior faciliten mediante programas de pasantías, experiencia a su personal docente, de lo contrario el docente estará en una burbuja “enseñando” un mundo fuera de la realidad.
  3. Transformar el aula tradicional en ambientes de aprendizajecercanos o similares a los entornos laborales de la profesión en desarrollo, o mejor aun lograr programas de formación profesional en las empresas mediante prácticas empresariales. Aunque ésta última es la ideal, el sector productivo aún no está consciente que se beneficia con ello, por lo que la academia (universidades y tecnológicos), tendrán que esforzarse para construir laboratorios de práctica, acordes a las necesidades de simulación de los procesos que la profesión requiera.
  4. Cambio de enfoques metodológicos e integración de competencias:está comprobado que el enfoque por competencias trae beneficios para llevar a un desarrollo integral de los profesionales, sin embargo no es simple, ni tampoco automáticos los resultados positivos. El enfoque por competencias pasa por un proceso complejo de re-aprender del personal docente y las autoridades educativas que deben tener conciencia lo que este enfoque conlleva. Implicaciones como que el docente debe dejar de evaluar simplemente con exámenes teóricos, debe realizar evaluaciones integrales de competencia; retos como que no se debe dejar de evaluar los comportamientos o actitudes como parte del aprendizaje, son fácil decir, pero llevar a la práctica es un proceso complejo, que no se logra unicamente con realizar un taller de educación basado en competencias, o una pequeña capacitación sobre técnicas didácticas bajo el enfoque por competencias, solo se logra mediante capacitaciones sistemáticas y evaluaciones del sistema mismo.
  5. El docente como investigador activo:el equipo docente debe interiorizar en su práctica realizar constantemente autoevaluaciones del proceso, investigación acción, reflexión de la práctica docente. No con el fin de poner una nota a su trabajo, sino con el fin de mantener una filosofía de constante actualización y mejora continua.
  6. El objeto educativo es más metodológico que de aprendizajes concretos:no sirve que el estudiante domine una tecnología específica, es mejor que aprenda una tecnología, pero que aprenda un método para aprender nuevas tecnologías. No es suficiente un aprendizaje especialista técnico o profesional, es necesario formar un profesional integral, que se desempeñe efectivamente en situaciones diversas ante nuevos retos o problemas de su profesión ética y con mucha conciencia social y medioambiental.
  7. Las TIC no son únicamente una herramienta de aprendizaje para la generaciones de la industria 4.0 son competencias básicas:programar, usar redes sociales, comunicarse efectivamente usando tecnologías, utilizar dispositivos inteligentes, son competencias básicas. Así que las TIC deben dejar de verse unicamente como herramientas que facilitarán el aprendizaje, deben enseñarse desde los niveles educativos básicos.
  8. Desarrollo de programas de innovación transversales en todas las carreras:todas las carreras requieren sistemáticamente programas de innovación y emprendimiento que aumenten las capacidades del nuevo profesional de desarrollar: los profesionales no pueden estar egresando con el pensamiento de ir a consumir o utilizar las nuevas tecnologías que desarrollan otros países desarrollados. Se deben crear estrategias de innovación claras, desarrollar programas de emprendimiento (no pensados solo en crear pequeñas o micro empresas) que premien a inventores, casi todas las áreas profesionales tienen la posibilidad de usar tecnologías para reinventar procesos, crear software o al menos lograr modelos de utilidad. En términos de innovación y desarrollo, un indicador es la cantidad de patentes o derechos de autor que tiene registrado un país, en ésto El Salvador está en un lugar muy bajo, que mejor no mencionarlo, así que valdrá la pena que funcionen ideas como: la creación del parque tecnológico o se implementen programas de incentivos a la innovación integrados en cada carrera universitaria, no como un concurso al año de quienes quieran participar como se ha venido haciendo por CONACYT y otras instituciones que promueven iniciativas en esta línea.

En resumen, seguro que hay más claves, sin embargo en las anteriores se sustentan estrategias que llevadas a la práctica pueden permitir una mejora en los procesos de enseñanza de las instituciones educativas en los países no desarrollados, que pueden permitir aumentar las capacidades profesionales que demanda cada vez el mundo globalizado y tecnológico. Hay mucho que hacer, pero ya no hay tiempo para pensar en ello, hay que planear y actuar, que ya nos agarró la tarde con la industria 4.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *